Siguiendo la temática de los trastornos dentro de la vida de artista, diseñador, ilustrador y creativo freelance, como por ejemplo el bloqueo, hoy les traigo otro muy común y recurrente: el Burn Out. En español puede traducirse algo así como el “desgaste” o “quemada” que persiste luego de una tanda larga de trabajo. Lo que pasa con esta patología, es que como una gripe mal curada, puede ser letal para nuestra productividad si no se toman medidas.

Esto me pasó hace algunas semanas cuando mi agenda para finalizar el año se llenó y se atravesó un viaje de trabajo que no podía aplazar ¿Consecuencias? Tuve que hacer el trabajo de 3 semanas en 9 días, sin descanso y pocas horas de sueño.  Ya ustedes conocen mi rutina, por lo que con lo hice estaba violando casi que todas mis reglas de trabajo, jajaja. Lo cierto es que no es mi cosa favorita de hacer e inevitablemente terminé quemándome después de tanto trabajo.

burnout_1

¿Cuáles son los síntomas del Burn Out?

Distensión de los tiempos de trabajo

Algo que te tomaba dos días ahora toma 5 días. El letargo se apodera de tu productividad en formas de: distracción, lentitud y motivación cero. Cuando me siento particularmente estresada, mato demasiado rato  en redes sociales para evitar trabajar y descansar. Una especie de ciclo vicioso en automático. El resultado de eso es que pierdo tiempo, me tardo más en lo tenía que hacer y duermo menos. Todo está mal.

Trastorno en el manejo del tiempo

Similar al punto 1, cuando se tienen muchas cosas por hacer y poco tiempo, cometemos el error de llenar nuestra lista de pendientes de mil tareas, pensando que vamos a lograrlas antes de las 12 AM de ese día. Lo que hago para remediar esto es colocarme un set de objetivos por semana y no por día, así que al menos que tenga un deadline o algo específico en un día, no me siento demasiado culpable si no lo logro.

Otra cosa que he aprendido, gracias al sobre trabajo, son los límites. Cuando me lleno de cosas que hacer, sé hasta dónde puedo llegar. Por ejemplo, ya sé que por día: sólo puedo entregar manejar 2 entregas de clientes separados; para más de eso tengo que sacrificar: el tiempo de otro cliente u horas de sueño. Es terrible, porque se atrasa todo los demás compromisos que tengo en esa semana.

Dificultad para empezar

Puedo hablar sobre el miedo irracional que le tengo a las hojas en blanco en un post separado, pero la verdad es que el cansancio multiplica exponencialmente el tema de no saber cómo abordar cualquier desafío creativo o comisión para un cliente. Similar a cuando estaba haciendo La Tesis, que pasaba todo el día con el documento de Word abierto y sólo lograba escribir una oración completa.

Dificultad para detenerse

Una contradicción andante, cuando estamos copados de trabajo también podemos sucumbir a nuestro inner workaholics y no parar jamás, sea por miedo de perder el hilo de lo que estamos haciendo (la musa, la inspiración) o porque simplemente queremos terminar ya y lanzarnos a la cama. Lo malo con esto es que no terminamos dando el 100% a los proyectos por andar apurados y haciendo todo a los golpes.

Impacto en otros ámbitos

El Burn Out en el trabajo también afecta largamente los demás aspectos de nuestra vida personal. Pasamos menos tiempo con nuestra familia y tenemos dificultades serias en hacer espacio para cosas importantes para nuestra salud mental como: dormir una siesta, leer un libro, salir con amigos por un café, ver una película con tu mamá, y muchas otras cosas más.

También ocurre que cultivamos nuestro sentimiento de culpa al estar siempre ocupados.

burnout_2

Lo importante de identificar estos síntomas es poder tomar acciones para mejorar nuestros ciclos de trabajos e identificar qué cosas estamos haciendo mal. ¿Cómo podemos mejorar si nos encontramos dentro de este ciclo del Burn Out? Lo más sencillo es detenerse por completo. Terminar los trabajos pendientes y apartar la cabeza de cualquier cosa que tenga que ver con trabajo.  Ese tiempo de recarga nos ayudará a poder abordar de nuevo el trabajo con la mente despejada y las ganas renovadas. De allí en adelante, también es bueno tomar medidas preventivas para no llegar a ese foso de nuevo, por ejemplo: tener un día offline a la semana, no pasarse del horario de trabajo establecido y  tener otro día a la semana para ponerse al día con la familia.

Cabe destacar que estas son cosas que en lo personal hago y me ha ido bien, por eso lo comparto.  Si tienen una experiencia similar, no duden dejarla en los comentarios.

Recuerden suscribirse a mi lista de correo para recibir más posts sobre mi proceso en ilustraciones, trabajar freelance y muchas cosas más, directamente en su bandeja de entrada ♥

¡Muchas gracias por leerme!

firma_fabi

Escrito por:Fabiana Parra

Soy una comunicadora visual venezolana con amor hacia las flores y una manía por dibujarlo todo. Me gusta escribir sobre la creatividad, el café y documentar mis experiencias desarrollando proyectos de ilustración.

4 respuestas a “5 Síntomas del Burn Out

    1. Le tenía que buscar una explicación luego de este sentimiento de trabajar tanto, jajaja. También se le llama Síntoma de Desgaste Profesional y puedes conseguir muchos artículos bajo ese nombre.

      Abrazoo,
      Fabi.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s