Ya les había comentado que de por sí trabajar por tu cuenta trae una serie de explicaciones, todo se vuelve más complicado cuando el trabajo en cuestión tiene que ver con “hacer dibujitos”: Este estigma me ha perseguido desde que estudiaba arquitectura y hacían chistes de que los arquitectos se ganan la vida “haciendo rayitas”. Si bien en ese momento no recibía muchas preguntas con respecto a lo que hace un arquitecto, la historia es bien diferente cuando digo que soy Ilustradora, seguido de un “¿Pero… eso es hacer dibujos, no?” lleno de prejuicios.

Así que, a partir de estas experiencias medio incómodas (mentira, las odio y aún tengo que respirar para manejarlas), les traigo una guía práctica para explicar lo que hacemos en tres sencillos pasos:

Empecemos por definir: ¿qué es un Ilustrador?

De la ignorancia viene la duda, y la mayoría de las personas que se equivocan o asumen cosas acerca de nuestro trabajo no saben de que va la cosa, o que realmente es un oficio profesional.

Actualmente, Venezuela no tiene una formación de tercer o cuarto nivel en Ilustración, pero esto no quiere decir que sea una rama que nació de la nada. Profesionales de la Comunicación, Diseño, Arquitectura y Arte pueden desempeñarse en esta área. Para definir un ilustrador, les dejo lo que dice la Federación de Asociaciones de Ilustradores Profesionales:

dibujitos02

Hablar sobre lo que diferencia a un artista a un ilustrador puede ameritar un post completo en un futuro, pero en líneas generales tiene que ver con que los ilustradores son autores que solucionan problemas de comunicación a partir de imágenes, acompañadas o no de texto. Estas personas se encargan de contar una historia, crear personajes y una voz con un lenguaje gráfico. Pueden hacerlo a partir de marcas existentes o no y por lo general trabajan con medios de comunicación masivos o editoriales. Aunque, se ha visto un exponencial crecimiento en cuento a los ilustradores autopublicados o que trabajan para Redes Sociales (levanten la manoooo).  

Sí, es hacer dibujitos. Sorprendan con una respuesta afirmativa a esa declamación odiosa y procedan a explicar lo demás, jajaja. Estos dibujos no son al azar o por capricho. El ilustrador debe tener un dominio gráfico en el lenguaje visual y las distintas maneras de comunicar según el cliente. Por ejemplo, hay unos ilustradores que se hacen famosos por sus estilos, el manejo del color o incluso por su tipografía.

Aclaremos que sí podemos ganar dinero.

Como ya lo mencioné anteriormente, como un arquitecto o un ingeniero, el ilustrador es un profesional con un campo o mercado muy específico. Nuestros servicios existen porque son necesitados, así de simple.

dibujitos01

Sea a tiempo completo o de manera ocasional, debes explicar que tu trabajo tiene un valor. Implica tiempo, conocimientos y talento. La combinación de los tres se traduce en un costo determinado. Si te ves en la terrible situación en donde una persona requiere tus servicios de a gratis o se ve ofendido por tus costos de producción, por favor no tengas miedo de explicarle o proceder a aclarar de que la Ilustración es tu principal medio de vida. Recuerda que también somos humanos y que vivimos en sociedad, así que hay que pagar la luz, agua, arriendo y comida.

No le hagas daño al gremio regalando tu trabajo o accediendo a propuestas en donde te sientas que no estás siendo correctamente remunerado. Para futuras consultas, te invito a revises páginas como Tigrenator o el Tarifario del la página de Comunicadores Visuales Venezolanos para costos actualizados de nuestros servicios.

Un cliente educado hace a un ilustrador feliz.

Ya sabemos que las preguntas incómodas por lo general vienen de la familia, ¿pero qué hacemos cuando cliente no sabe lo que está pagando, o peor no quiere pagar por él porque no entiendo lo que hay detrás del mismo?

Es por esto que siempre, siempre recomiendo la creación de un documento de Términos y Servicios. Este mismo debe ser adjuntado con la cotización del proyecto, en donde expliquen las condiciones y procesos a lo que va a estar sujeto el cliente. Definir los límites de su trabajo, que vale y que no, así como también los formatos entregables, número de revisiones, etc. Escriban TODO. Básicamente es un contrato que refleja su relación profesional con el cliente.

¿Cómo esperan que el cliente se tome en serio lo que hacen si ustedes no lo hacen? Mantengan todas, absolutamente todas sus comunicaciones registradas por correo electrónico, realicen minutas de los cambios solicitados por sus clientes y sean coherentes con sus fechas de entrega.

dibujitos03

Aplicando estos tres sencillos consejos podrán ahorrarse varios dolores de cabeza y apoyar al buen ejercicio de esta profesión que está consolidándose en Venezuela. Si quieres estar al tanto de temas interesantes y encuentros locales de ilustradores, puedes seguir a los chicos de Garabateando, Bloqueo Creativo y Somos Ilustradores.

Del mismo modo, también puedes suscribirte en la cajita para recibir todas las actualizaciones de este blog.

¿Tienen más preguntas con respecto al ejercicio independiente de la Ilustración? ¡Déjenlas en los comentarios!

Muchas gracias por leerme,

firma_fabi

Posted by:Fabiana Parra

Soy una comunicadora visual venezolana con amor hacia las flores y una manía por dibujarlo todo. Me gusta escribir sobre la creatividad, el café y documentar mis experiencias desarrollando proyectos de ilustración.

One thought on “Guía Práctica para explicar tu Trabajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s