La pregunta más frecuente que se le puede hacer a alguien dedicado a esto del arte, el diseño y la ilustración por lo general tiene que ver con el primer momento.
¿Cómo empezaste a dibujar? siempre es un llamado a recordar el inicio de esta aventura. Claro, si bien es cierto que cada niño toma un lápiz desde pequeño, no todos se mantienen sumergidos en esta actividad pasada la niñez.

Jamás te detengas

Yo también comencé con un lápiz, por supuesto. Al contrario de lo que todos puedan pensar, siempre lo hacía en hojas, nunca paredes (lo de pintar paredes vino más tarde, jajajaj). Tenía una fascinación con rayar la parte de atrás de los recipes de mi mamá. Dibujar era mi equivalente a un Nintendo DS cuando crecí y me llevaban hojas de papel a todos lados: al banco, en el carro y hasta en la misa.  

Lo que cambió el juego de dibujar para mí, fue el hecho de querer contar una historia. Desde la primera vez puse los ojos en Sailor Moon y las pocas, pero significativas, emisiones de animaciones japonesas en Venezuela, sabía que quería hacer cosas así. ¿Así como? Pues, con una trama, personajes, color, elementos y por sobre todo, querer recrear la emoción de seguir ese cuento o historia.

Todo esto me llevó a mi primer trabajo terminado a la edad de 8 años, armado en hojas carta, empastado con cinta plástica y con sólo la portada a color. Hice un registro de personajes, firmé la “obra” y escribí una historia sobre lo que conocía: el colegio, la familia y básicamente, hacer nada. La completé dibujando en el piso, gastando resmas de papel a diestra y siniestra.

inicio2

inicio3

Estoy segura que sólo cuatro personas en mi vida han visto ese comic/historia/cosa. Es la primera vez que la fotografío y les confieso que me da bastante pena. No es bonita, no tiene color y tampoco está bien armada, sin embargo a la hora de escribir este post, decidí colocarla para ilustrar mi punto. Seguí dibujando, no porque era la mejor, sino porque conseguí algo que quería contar a través de mis garabatos. Después de eso, la historia se cuenta sola.

No tengas miedo de mostrar tus trabajos

inicio6

Yo tengo una lista de cosas que me gustaría decirme a mi misma, por allá, a la Fabiana de los 90s. Cuando era adolescente me juzgaron mucho por mirar Sailor Moon y dibujar en los bordes de los cuadernos. El ¿y esa quién es? mientras terminaba algún dibujo de algún personaje me causaba ansiedad, por lo que dejé de dibujar en público. Poco a poco, deje de mostrar lo que hacía para evitar ese tipo de escenarios.  

Esto cambió notoriamente cuando el internet llegó a mi casa  y unos amigos que también dibujaban muñequitos raros como yo, me recomendaron que abriera una página en un sitio llamado DeviantArt. Me hice un nombre de usuario super original (sarcasmo) y mis papas me compraron un escáner. Aprendí a colorear con el mouse y a instalar un paquete de Photoshop 7 de dudosa procedencia. Me enteré de la existencia de algo que se llamaba “Lápiz Digital. Conocí a más personas  y comencé a crear historias con ellas (¡Hola, Delia y Dubraska!).

inicio4

Fueron los años que más dibuje en mi vida. Había tomando un paso gigante al colocar lo que hacía al mundo (así de trascendental se sentía), pero aún era la chica de los muñequitos raros en la vida real. Y siguió así, llenando cuadernos de bocetos, guías, resmas.

Cuando decidí estudiar Arquitectura, conseguí a personas que le dieron nombre a lo que hacía como un talento. Estar en el sitio correcto, en el momento indicado, me dieron las fuerzas para participar en eventos y hasta enviar mi trabajo a concursos. Pasé de ser ser la chica de los muñequitos raros a la chama* que dibuja bien.

Dejé de sentir vergüenza (bueno, aquí les estoy mostrando dibujos desde el 2003), seguí dibujando e incluso encontré otras plataformas digitales para compartir mis dibujos. Me hice un Livejournal, comencé a escribir sobre mi día a día y lo acompañaba con alguna imagen. También conocí a los video juegos y me inspiraba en ellos. Invertí en materiales, papeles y marcadores. Volví a dibujar en público, encontrando bastante paz en no dar explicaciones.

Cuando nace Fabiring, lo hace como un lugar desinteresado para compilar mis historias (terminadas o no), personajes, ilustraciones y experimentos. Fue a partir de un empujón (¡Hola, Andrea!) para dejar el miedo auto-cimentado de lo que iban a decir.

La práctica es tu mejor amiga

Por muchos años estuve detrás de un ideal en cuanto a donde quería llegar. Lo más complejo de tomar un lápiz y querer hacer algo con él es que no te quede “igual” a lo que tienes en la cabeza. Es uno de los sentimientos más frustrantes, como no conseguir Flips de Chocolate cuando tienes antojo. En fín, aún recuerdo a otros artistas creando maravillosas, aparentemente de la nada y yo estaba aquí, sin poder hacer una mano decente.

inicio1

Ser necia se convirtió en ser perseverante. El hecho de sólo seguir dibujando me acercaba a esos ideales. En lo particular, le encontré una mejor explicación cuando leí la teoría de las 10.000 horas de Malcolm Gladwell en su libro Outliers.  Matemáticamente, la cosa va así:

Para alcanzar la excelencia, se debe tener una acumulación de 10.000 horas de práctica, esto quiere decir 10 horas por semana en 20 años, 20 horas por semana en 10 años o 40 horas por semana en 5 años. 

El chiste del asunto, más allá de ser una receta aplicable para cualquier área, este pensamiento me ayudó a comprender que dibujar bien no era una un talento concedido, sino una habilidad desarrollada como leer y escribir. Un músculo, o algo así. Se aprende y se perfecciona, traduciéndose en bastante papel gastado con intentos aparentemente fallidos. Es por ello que ningún garabato es un desperdicio, cada segundo invertido en cualquier ilustración es parte del aprendizaje para hacerlo mejor. Hay que estudiar y hay que hacerlo bien, más allá de apuntar y decir “él solo hace dibujitos” es comprender que detrás de ello existen muchas horas aplicadas.

inicio5

Como podrán leer, el camino ha sido y seguirá siendo bastante largo. Comparto estos tres aprendizajes que forman parte significativa en cuanto a mi experiencia como ilustradora; parte auto-didacta, parte académica pero profundamente comprometida.

¿Qué les parecieron? ¿Les gustaría que les hablara de más temas como este? Recuerden dejar su correo en la cajita de suscripción para recibir las actualizaciones directamente en su bandeja de entrada ♥

¡Muchas gracias por leerme!

firma_fabi

Posted by:Fabiana Parra

Soy una comunicadora visual venezolana con amor hacia las flores y una manía por dibujarlo todo. Me gusta escribir sobre la creatividad, el café y documentar mis experiencias desarrollando proyectos de ilustración.

4 replies on “3 cosas que aprendí dibujando

  1. Me parece admirable q dibujes con el mouse de computadora. Te sigo por casualidad, me gustan tus dibujos, tal vez no mucho tus dibujos anteriores, pero entiendo q también has crecido en lo q dibujas.

    Me gusta

    1. ¡Hola, Gabriela!

      Muuuchas gracias por escribirme. Si bien empecé dibujando con mouse, luego pude ahorrar y comprarme una tablet o lápiz digital. En un próximo posts les hablaré sobre eso y otras herramientas 🙂 En cuanto a lo que me comentas de mis varios estilos, lo super entiendo. La experimentación es la clave para que ver que te gusta más o menos.

      ¡Un abrazo!
      Fabi.

      Me gusta

  2. Esta historia me recuerda a la historia de muchos amigos que dibujan de Venezuela, el sentimiento es el mismo, el anime es parte de los orígenes de porque dibujamos hoy, a pesar de que sea uno de los estilos más odiados en las escuelas de arte jajaja, es irónico ; me hace sentir culpable el hecho de que botara muchos de mis primero dibujos orginales, a mi me decían “esos son los muñecos chinos”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s