A pesar de que ya hemos hablado de las etiquetas en este blog, en más de una ocasión me he visto en un escenario en donde debo extenderme explicando lo que hago. En especial a mi familia. Quiero elaborar más sobre lo que significa trabajar como ilustrador. Este es un oficio derivado de las artes y el diseño, pero no es igual que un diseñador gráfico.

Desde los años 1600, cuando comencé en esto, no estaba muy clara en lo que se diferenciaba dibujar e ilustrar. Ahora, creo que he aprendido a discernir las ramas de trabajos que pueden tomarse.

Los ilustradores, como lo hablaba en mi guía práctica para explicarle tu trabajo a alguien: según la FAIP, somos profesionales que realizamos obras en el ámbito de la creación visual con objeto de representar conceptos o ideas. Más allá de dibujar por dibujar, el ilustrador tiene una misión de comunicar una pauta, un texto, un mensaje o una historia.

Sus servicios profesionales son muy útiles como auxiliares dentro de muchas áreas.

A continuación, 5 maneras de trabajar como ilustrador freelance:

Editorial

Como ilustrador, mencionaba que creamos contenido visual para acompañanar texto (no todas las veces). Trabajar de la mano con medios editoriales tiene gran sentido si quieres dedicarte a contar una historia.  Desde crear una ilustración para un artículo, sea en medios impresos o en medios digitales, como blogs, etc. Por lo general, estos trabajos son aislados y pueden realizarse sea por relación de dependencia o por un contrato eventual como freelance.

Branding

Ser Diseñador Gráfico no significa que automáticamente se realizan trabajos de ilustración. Lo mismo aplica para el caso inverso. Ambos tienen ámbitos y universos laborales muy diversos, sin embargo esto no quiere decir que no puedan juntarse para crear un marca. El ilustrador puede aportar elementos dentro de una identidad visual.

Igualmente, puede ser un integrante muy valioso dentro de una agencia de markerting. En conjunto con un buen equipo consolidado, estoy seguro que pueden aportar maneras más creativas, divertidas e innovadoras de transmitir una idea a través del story telling.

Animación

El ilustrador también puede juntarse con un animador y concept artists para crear los cuadros principales dentro un storyboard. También, puedes irte por esta rama y perfeccionar el arte de animar en 2D o 3D tus personajes ilustrados o letterings. En lo personal siempre he considerado fascinante el hecho de traer desde el lápiz y papel hasta el movimiento en todas sus dimensiones.

¡Las posibilidades son infinitas!

Productos

El diseño está en todas partes y todos los consumimos. Desde empaques hasta libretas, el ilustrador de producto puede llevar sus diseños a algo de utilidad diaria con el uso de plataformas como Redbubble, Society6, Threadless, por nombrar algunas. Estas te permiten colocar tus ilustraciones en una variedad increíble de objetos y venderlos a todo el mundo. También, si los producen artesanalmente o desde distribuidores locales, puedes fácilmente construir tu tienda virtual desde páginas como Etsy, Bigcartel, Gumroad o Shopify.

Otra manera de desempeñarse es como ilustrador de consumibles digitales como plantillas descargables o printables, trabajando por producto para compañías como Freepik, Creative Market, entre otros.

Redes Sociales

Las marcas pueden potenciar sus contenido para redes sociales mediante ilustraciones. A partir de la creación de una mascota, intervención de fotografías, colaboración directa con ilustradores para la marca. Por ejemplo, se realiza x número de ilustraciones con la paleta de color y elementos de la marca. He visto casos en donde el ilustrador realiza intervenciones en vivo bajo los productos que se comercializan. Por ser un rubro tan nuevo, existen diversas maneras para interactuar y conseguir aportes a través de las redes sociales.

En mi caso particular, he trabajado ofreciendo paquetes de ilustraciones por dos años desde que comencé con el freelance. Quiero hacer un post más extenso para explicar los dos and don’ts  de mercadearte a través de las redes sociales. Temas como los derechos de autor, los créditos y los derechos de reproducción de tu trabajo ¿les gustaría?

Si ven, hay muchas maneras de trabajar como ilustrador, explorando distintos campos y aplicando lo que más nos gusta: crear. Hasta ahora no he tenido la oportunidad de trabajar en todos, además de que existen muchas más. Por el momento disfruto mucho trabajar en el medio editorial y las redes sociales. Quiero expandir la aplicación de mis dibujos hasta mi propia tienda online. Lo importante es siempre definir hasta dónde queremos llegar y hacer los espacios para trabajar en ello.

Recuerden suscribirse a mi lista de correo para recibir más posts sobre mi proceso en ilustraciones, trabajar freelance y muchas cosas más, directamente en su bandeja de entrada ♥

¡Muchas gracias por leerme!

Publicado en y etiquetado como

Escrito por:Fabiana Parra

Soy una comunicadora visual venezolana con amor hacia las flores y una manía por dibujarlo todo. Me gusta escribir sobre la creatividad, el café y documentar mis experiencias desarrollando proyectos de ilustración.

Deja un comentario